Bruxismo: Parte I

Frecuentemente, oímos este problema porque es muy común. Sin embargo, no sabemos como se llama ni cómo solventarlo. Esta dolencia tan común es el bruxismo. Se trata de de un trastorno que hace que apretemos y rechinemos los dientes de forma voluntaria o involuntaria. Problema que se agrava en caso de que ocurra durante la noche involuntariamente. De esto puede derivar un desgaste de la pieza dental, dolor de mandíbula y cefaleas.

Puede haber diversos motivos derivados de esta dolencia como estrés o ansiedad, dolor facial, rotura de dientes, desgaste acelerado, pérdida de esmalte dental, excesiva sensibilidad al comer algún alimento específico o al cepillarse los dientes, rigidez muscular, ruido articular o trastornos en el sueño. Sobre todo en el caso de que se de noche, la mayor parte de la gente no acude al dentista. Solo acude en el caso que la persona que duerme con él se haya quejado de ruidos molestos o, en casos extremos, si tiene algún dolor en la mandíbula o en el cuello. En general, con una revisión y una radiografía se puede confirmar este trastorno.

En siguientes entradas le informaremos sobre posibles tratamientos y formas de prevenir este trastorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR