Cuidados de la férula de descarga

En anteriores posts comentamos en qué consistía padecer bruxismo, una afección que se produce al apretar y rechinar los dientes de forma voluntaria e involuntaria, y la importancia de usar una férula de descarga para limitar las consecuencias de este problema.

Pero esta férula requiere unos cuidados, debemos tener en cuenta que es algo que nos ponemos en el interior de la boca, por lo que mantener una buena higiene  es imprescindible. A continuación te ofrecemos unos consejos para mantener tu férula de descarga en perfectas condiciones.

  • Higiene: Para evitar su mal olor o sabor, debemos limpiar la férula con un cepillo de dientes y agua después de cada uso.
  • Colocación: Para evitar la rotura o deterioro, es importante colocar de forma correcta la férula. Para ello utilizaremos los dientes y evitaremos los movimientos bruscos.
  • Visitas al odontólogo: El odontólogo será el único capaz de decirte si tu férula se encuentra todavía en buenas condiciones o, por el contrario, necesitas una nueva.

La férula de descarga se hace a medida de la morfología de cada paciente, debes recordar que las molestias iniciales que genera duran solo un par de días y después te resultarán cómodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR